Desarrollo fisico de 0 a 3 anos

En este post, te encontrarás con algunos hitos básicos del desarrollo y actividades para tu hijo durante su recorrido de 0 a 3. Los primeros años de la vida de un niño se caracterizan por un rápido crecimiento y desarrollo físico y cognitivo Healthwise, 2019. Desde el nacimiento, se produce un rápido desarrollo del lenguaje y la comunicación, ya que los niños aprenden a entender lo que se dice y lo que ocurre a su alrededor.

Durante este período, pasan de tener muy poco control sobre su cuerpo, a gatear, ponerse de pie, caminar y correr. Las niñas y los niños se miden en tablas de crecimiento diferentes porque crecen con patrones y ritmos distintos. Una serie de tablas se utiliza para los bebés, desde el nacimiento hasta los 36 meses.

Otro conjunto se utiliza para niños y adolescentes de 2 a 20 años. Además, pueden utilizarse tablas de crecimiento especiales para niños con determinadas afecciones, como el síndrome de Down, o que hayan nacido antes de tiempo. Los retrasos en el desarrollo físico o los retrasos motrices tempranos son términos que se utilizan para describir cuando los niños no alcanzan los hitos físicos fundamentales en los primeros meses y años de vida, es decir, lo bien y pronto que se mueven e interactúan con su entorno.

Estos retrasos pueden ser un signo de algo más grave, por lo que es importante hablar con el pediatra de su hijo sobre ellos. Retraso en darse la vuelta, sentarse o caminar El Retraso en el Desarrollo Físico: Qué buscar fue desarrollado por el acuerdo de cooperación número 5 U38 OT000183, financiado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Su contenido es responsabilidad exclusiva de la Academia Americana de Pediatría y no representa necesariamente las opiniones oficiales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades o del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Como padres, nuestro objetivo es hacer todo lo posible para mejorar la vida de nuestros hijos. Leemos libros sobre la crianza de bebés y niños pequeños, investigamos sobre diversos temas, proporcionamos interacción social y hacemos muchas preguntas porque sabemos que el desarrollo temprano del niño en los primeros cinco años de vida es fundamental. Uno de los temas que adquieren tanta importancia en la crianza es el desarrollo físico y cognitivo de nuestro hijo.

Aunque no hay dos niños que se desarrollen exactamente en la misma línea de tiempo, hay períodos de tiempo sensibles en los que se alcanzan los principales hitos del desarrollo. Uno de los períodos más críticos en el desarrollo y el aprendizaje del niño es el que va desde el nacimiento hasta los cinco años. Los primeros cinco años de desarrollo del niño son cruciales para su salud, su bienestar y la trayectoria general de su vida en diversos aspectos.

Afortunadamente, hay muchas cosas que los padres pueden hacer para ayudar al crecimiento y desarrollo de sus hijos. Los niños que no reciben un trato adecuado de sus padres durante estas etapas de desarrollo infantil son propensos a tener problemas de comportamiento, baja autoestima, falta de sentido de pertenencia, desarrollar depresión o incluso pueden sufrir problemas de salud mental o adicciones. Aunque los padres no maltraten físicamente a sus hijos, el niño puede desarrollar sentimientos negativos e inseguridades que le afectarán durante toda su vida.

Si el cuidador sigue desatendiendo al niño durante su adolescencia, éste sentirá que no tiene un sistema de apoyo fiable en casa y puede intentar buscar alternativas inseguras para hacer frente a sus inseguridades. La transformación que verás en tu bebé de recién nacido a un niño de 12 meses seguro de sí mismo, comunicativo y social es asombrosa. Físicamente, durante este primer año, verás cómo tu bebé pasa de ser un ser diminuto con muy poco control de su cabeza que da muchas patadas al azar con las piernas y mueve los brazos, a ser un viajero móvil que gatea con rapidez y agilidad, que puede ponerse de pie y que incluso puede dar algunos pasos solo.

Sentarse es fácil y ofrece emocionantes posibilidades de observar el mundo y relacionarse con él. Tu bebé está aprendiendo desde el principio. Explorar y jugar son formas importantes de hacerlo.

El aprendizaje temprano utiliza todos los sentidos y, a los 12 meses, se puede observar un aumento de la memoria, la concentración y un enfoque centrado en el aprendizaje. Al final de este primer año se han alcanzado muchos hitos lingüísticos. Tu bebé se comunica todo el tiempo, absorbiendo nuevas palabras a un ritmo tremendo.

Ya ha pronunciado su primera palabra. El niño de un año es un bebé social que disfruta interactuando con usted. A veces, los ligeros bajones de confianza en sí mismo con las personas nuevas pueden requerir una mayor seguridad por tu parte.

También le gusta conocer a otros bebés y los encuentra fascinantes. Tu bebé alcanzará un gran número de hitos importantes durante este primer año, pero es importante recordar que todos los niños lo hacen a su propio ritmo. Los hitos que se indican a continuación le darán una idea de los progresos que puede esperar, pero no se preocupe si su bebé tarda un poco más o si logra algunos de ellos antes de lo indicado.

Como padre o madre, usted tiene un papel muy importante que desempeñar en el apoyo a este desarrollo dentro de un ambiente de amor y cuidado.