Por que son importantes las empresas

Qué son los valores de la empresa y por qué son importantes

Los valores de la empresa son las creencias fundamentales de su equipo. En este artículo, analizaremos por qué son importantes los valores de la empresa, cómo definirlos y veremos algunos ejemplos. Casi todas las organizaciones de éxito tienen unos sólidos valores de empresa que son compartidos y vividos por la mayoría del equipo.

Un estudio tras otro demuestra que las empresas con valores empresariales sólidos obtienen mejores resultados financieros, mayor satisfacción de clientes y empleados y crecen más rápido. Las organizaciones orientadas a la misión están en auge. Y los valores desempeñan un papel esencial en este sentido.

A continuación se exponen las 5 razones más importantes para establecer los valores de la empresa. 1. Ayudar al equipo a tomar decisionesLos buenos valores ayudan a sus empleados a orientar todas las decisiones de la organización.

Cada proyecto o actividad debe pasar la prueba de los valores. En otras palabras, cuando se le pregunte: ¿Vivimos según nuestros valores realizando estas acciones o evitando estas decisiones?. Tener unos valores claros ayuda a los miembros de su equipo a saber qué defiende, cuál es el PORQUÉ de la organización.

Qué acciones se fomentan y cuáles deben evitarse. Esto es especialmente cierto en tiempos difíciles. En el mundo VUCA, con una gran cantidad de retos medioambientales, sociales, tecnológicos y de privacidad, la orientación constante es vital.

2. Alinear a su equipoEs más fácil comunicar el propósito mayor con valores compartidos. Aumenta la alineación del equipo, reduce el despilfarro y las decisiones ineficaces y, por tanto, mejora el rendimiento.

Los equipos que no comparten los valores de la empresa tienen una comunicación incoherente, lo que provoca confusión e inseguridad. Defina unos valores empresariales claros, sea coherente en la comunicación y alinee a su equipo. 3.

Mejorar la motivaciónLos equipos con valores y misión explícitos están más comprometidos y motivados. Cuando sabes cuáles son tus valores, sabes qué comportamiento se fomenta. Entonces es más fácil que entiendas lo que se requiere de ti.

Se siente más seguro y motivado para trabajar por objetivos comunes en un entorno de seguridad psicológica. 4. Comunicar los principios a los clientesLos clientes eligen las empresas que comparten sus valores.

Los valores fundamentales ayudan a educar a los clientes y a que entiendan lo que representa su organización. En ese caso, se asociarán no sólo con su empresa, sino con el propósito superior que usted traduce. Dichos clientes son mucho más leales y difundirán la palabra sobre usted y su causa.

5. Contratar a las personas adecuadasLos valores claros ayudan a garantizar que las nuevas personas encajen bien en la organización. Los valores fundamentales desempeñan un papel esencial a la hora de atraer, contratar y retener a profesionales con talento.

El trabajo a distancia y la distribución facilitan más que nunca el trabajo desde cualquier lugar del mundo. Así que los candidatos comparan su empresa con los actores globales, no sólo con los locales. Y los valores fundamentales son uno de los métodos cruciales para comunicar su marca y atraer a las personas adecuadas.

Nota: De ninguna manera queremos decir que tener valores de empresa hará que su organización tenga éxito. No es, ni mucho menos, el único factor, pero sí uno de los muchos importantes. A continuación se presentan algunos casos de los valores de empresa de las organizaciones más exitosas.

Utiliza las ilustraciones para inspirarte y guiarte, pero nunca las copies a ciegas, porque no obtendrás ningún beneficio al copiarlas. Airbnb Muchos factores contribuyen a tener éxito en los negocios. Disponer de una estrategia sólida, tener un producto o servicio comercializable y contar con procesos eficientes es importante.

Pero la ejecución de las estrategias, los planes y los procesos para lograr el éxito de una empresa corresponde a las personas de la organización. Sé que muchos líderes entienden este concepto intelectualmente. Por eso se oyen a menudo frases como «Nuestros empleados son nuestro activo más importante».

Sin embargo, cuando ves cómo se trata a los empleados, la autoridad que se les da o el nivel de confianza y valor que tienen dentro de la organización, te das cuenta de que este mantra no es más que un dicho trillado en muchas empresas. Una vez que haya reunido a su comité central, organice sesiones de intercambio de ideas en las que todos los miembros tengan la oportunidad de aportar sus ideas. Plantee la pregunta «Si su cultura fuera una persona» y otras similares como «¿A qué celebridad se parece más su empresa?».

Y lo que es más importante, pregunte por qué. Reúna una lista de las respuestas más comunes o repetidas, registrando no sólo las palabras sino también las frases y descripciones que describen su cultura. Las similitudes en las respuestas son un signo de la fuerza y la prevalencia de su cultura entre los empleados.

Al final de estas sesiones, debería tener una lista representativa. A continuación: Reduzca la lista para establecer sus valores fundamentales Después de haber recopilado una lista de rasgos y descripciones de la empresa, es el momento de destilar la lista para definir sus verdaderos valores fundamentales. Comparta los rasgos con los empleados y pídales su opinión.

Si su empresa es pequeña, los ayuntamientos pueden ser un buen lugar para debatir de forma interactiva