Porque es importante alimentarnos sanamente

¿Por qué es importante comer sano?

Si alguna vez has preguntado a alguien cómo estar sano, probablemente habrás escuchado este consejo: Lleva una dieta saludable. Pero, en realidad, ¿qué significa eso? Si preguntas a muchos seguidores de la dieta cetogénica de moda, significa que hay que evitar las patatas dulces y la quinoa en favor del queso y el aceite de coco.

Para otra persona, puede significar evitar a toda costa los alimentos azucarados como el helado y los dulces. Y otra persona puede decirle que evite todos los productos lácteos y que no consuma gluten. El problema es que estas idas y venidas sobre lo que es realmente saludable pueden causar mucha confusión, por no mencionar que llevan a la gente a probar dietas insostenibles e innecesariamente restrictivas en nombre de la salud.

Si ese es tu caso, no hay necesidad de avergonzarse: Sólo alíviate al saber que comer sano es mucho más sencillo de lo que crees. RELACIONADO: Guía completa de MyPlate Un patrón de alimentación basado en plantas es el camino a seguir. «Los estudios demuestran que las personas que consumen una dieta más basada en plantas tienen un menor riesgo de padecer todas las enfermedades crónicas», dice Heller.

Un ejemplo de ello: Un estudio publicado en agosto de 2019 en el Journal of the American Heart Association encontró que las personas que se adhieren a los patrones de alimentación basados en plantas tienen un 16 por ciento menos de riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, posiblemente porque estas dietas tienden a incluir más fibra y nutrientes saludables para el corazón, como el potasio, al tiempo que limitan la ingesta de grasas saturadas y colesterol. La definición de alimentación basada en plantas puede variar, pero puede incluir la alimentación vegana sin productos animales, la crudivegana sin productos animales y sólo con alimentos crudos, la vegetariana sin carne, o incluso la flexitariana, en la que se come vegetariano la mayor parte del tiempo. Comer sano significa seguir un patrón de alimentación saludable que incluya una variedad de alimentos y bebidas nutritivas.

También significa ingerir el número de calorías adecuado para ti, sin comer demasiado ni demasiado poco. Hay muchas opciones saludables en cada grupo de alimentos. Escoge una variedad de alimentos que te gusten, incluyendo: El sodio se encuentra en la sal de mesa, pero la mayor parte del sodio que consumimos procede de los alimentos envasados o de los preparados en los restaurantes.

Aprende a reducir el sodio [PDF – 881 KB]. Comer sano es una cuestión de equilibrio y de asegurarse de que el cuerpo recibe los nutrientes necesarios para funcionar correctamente. Los hábitos alimentarios saludables requieren que las personas coman frutas, verduras, cereales integrales, grasas, proteínas y almidones.

Hay que tener en cuenta que una alimentación sana requiere que se preste atención a lo que se come y se bebe, pero también a cómo se prepara. Para obtener los mejores resultados, las personas deben evitar los alimentos fritos o procesados, así como los alimentos con alto contenido de azúcares y sales añadidas.

¿Por qué son importantes los hábitos alimentarios saludables?

Los 5 principales beneficios de una alimentación sana 1.. Pérdida de peso Una de las principales razones por las que la gente sigue una dieta sana es para mantener un peso saludable o para perder peso. Un peso saludable tiene una gran cantidad de beneficios por sí mismo, pero no vamos a entrar en eso aquí.

2. Salud del corazón Aunque seas joven, deberías pensar en tu salud cardíaca, sobre todo teniendo en cuenta que nada menos que 92,1 millones de personas en Estados Unidos padecen algún tipo de enfermedad cardiovascular. Los hábitos alimenticios saludables pueden mejorar la salud de tu corazón y prevenir las enfermedades cardíacas comunes.

3. Huesos y dientes fuertes Si presta atención, puede observar que muchas personas mayores utilizan prótesis dentales para poder comer y hablar correctamente. Una dieta saludable puede ayudar a las personas a asegurarse de que tienen dientes y huesos fuertes ahora y, en el futuro, previniendo así las caries y la osteoporosis.

Junto con el ejercicio, seguir una dieta sana en las proporciones adecuadas también puede ayudar a perder peso, reducir los niveles de colesterol y la presión arterial y disminuir el riesgo de diabetes de tipo 2. En nuestras apretadas agendas y vidas aceleradas, a menudo acabamos comiendo según la conveniencia, en lugar de lo que es saludable. Muchas veces, comemos para complacer a nuestras papilas gustativas, pero no somos conscientes de los peligros que este tipo de hábito alimentario puede suponer para la salud.

En un intento de perder peso, también acabamos eliminando algunos ingredientes esenciales de nuestra dieta. Esto, en lugar de hacernos más saludables, hace exactamente lo contrario. Todos los elementos son necesarios para el organismo, ya sean vitaminas, minerales, proteínas, hidratos de carbono, fibras o incluso grasas, aunque hay que elegir los más saludables.

Cada uno de estos nutrientes tiene su propia función en el desarrollo físico y mental. Un efecto inmediato de la elección errónea de los alimentos en nuestra salud es el aumento excesivo de peso en poco tiempo, o la obesidad. Le siguen problemas como la diabetes, las enfermedades cardíacas, la hipertensión, el bajo peso, la debilidad de los huesos o incluso el lento desarrollo del cerebro.

Es imprescindible comer sano y bien para mantenerse saludable. Una alimentación sana no significa comer sólo hervidos, comer menos o decir no a las grasas. Los hábitos alimentarios saludables significan comer de forma nutritiva, es decir, comer de todo en la cantidad y forma adecuadas.

No hay que excluir por completo las grasas ni abusar de las fibras y las proteínas. Recuerda también que a los niños hay que darles una mezcla de todo tipo de alimentos porque es la edad del desarrollo físico y mentalImagen: getty