Tiempo de fecundacion despues del coito

Si tienes relaciones sexuales en el momento de la ovulación y se produce la fecundación, la implantación puede producirse tan pronto como siete días después del sexo. Por otro lado, tener el coito con demasiada frecuencia puede hacer que te sientas desinteresada y estresada. Aunque un coito más frecuente creará una mayor posibilidad de quedarse embarazada, tener coito demasiado a menudo también puede acarrear problemas.

El coito frecuente puede hacer que uno de los dos pierda el interés cuando la oportunidad de quedarse embarazada está abierta. Además, mantener el coito todos los días puede hacer que te estreses al pensar demasiado en cómo quedarte embarazada. Cuando estás estresada, las hormonas pueden influir en ti e influir en la fecundación cuando los óvulos se unen con los espermatozoides.

En esencia, el coito diario no es un problema, de hecho proporciona una mayor posibilidad de lograr el embarazo, siempre y cuando no te estreses por conseguirlo; simplemente disfruta del tiempo con tu pareja. Falta de ovulación La fecundación se produce cuando un óvulo y un espermatozoide se unen para formar una sola célula. Tras la fecundación, esa célula se desplaza por las trompas de Falopio para implantarse en el revestimiento del útero.

Si la implantación tiene éxito, el embrión comienza a crecer. Se supone que el embarazo comienza dos semanas después del primer día de la última regla de una persona, aunque parte de ese tiempo incluya no estar embarazada. HUIZENG HU / Getty Images La ovulación implica la liberación de un óvulo completamente maduro de uno de los dos ovarios de una persona.

Suponiendo que no se utilice ningún método anticonceptivo para evitar la ovulación, ésta suele producirse en torno al día 14 de un ciclo menstrual de 28 días. A continuación, el óvulo tarda unos cinco días en bajar por una de las dos trompas de Falopio hasta el útero. Mientras tanto, hormonas como el estrógeno y la progesterona aumentan en el cuerpo para ayudar a preparar el revestimiento uterino para el embarazo.

Figura 1. Número de células de los CDU tras el coito en el apareamiento alogénico. A Curso temporal experimental.

Se analizaron por citometría de flujo las DC del útero de ratones vírgenes de control no apareados y de ratones en los días 0,5, 1,5, 2,5 y 3,5 pc. B Se utilizó una estrategia de segmentación para identificar las CD CD103-, las CD CD103 y las pDC en el útero. C Los gráficos muestran el número de DCs CD11c y cada subconjunto de DC en el útero en cada punto temporal.

Se analizó un mínimo de cinco muestras de cada momento. Los datos representan la media ± SEM y son representativos de tres experimentos independientes. Las comparaciones estadísticas se realizaron mediante la prueba de Kruskal-Wallis con la prueba de comparaciones múltiples de Dunn ∗∗P < 0,01, ∗P < 0,05.

Figura 2. Curso temporal de las DCs inmaduras y maduras uterinas tras el coito en el apareamiento alogénico. A,B Los gráficos de contorno de citometría de flujo muestran las DCs inmaduras y las DCs maduras en base a la expresión de CD86 y MHC clase II A, y los gráficos representativos en proporción a los de cada subconjunto de DC en cada punto temporal B. C-E Los gráficos muestran la proporción de DCs inmaduras C y DCs maduras D del total de DCs, y la proporción de DCs maduras/Inmaduras E en cada subconjunto de DC en cada punto temporal.

Se analizó un mínimo de cinco muestras de cada punto temporal. Los datos representan la media ± SEM C-E y son representativos de tres experimentos independientes. Las comparaciones estadísticas se realizaron mediante la prueba de Kruskal-Wallis con la prueba de comparaciones múltiples de Dunn ∗∗P < 0,01, ∗P < 0,05.

Para definir el subconjunto específico de DC presente durante el periodo de implantación, analizamos a continuación el curso temporal de los subconjuntos de uDC mediante un análisis de reducción de la dimensionalidad, utilizando tSNE. Se concatenaron los datos agrupados de DCs CD11c individuales y pDCs dentro del útero en cada punto temporal n = 26 y se visualizaron como un mapa bidimensional mediante tSNE Figura suplementaria 3. Los resultados muestran que los grupos de cada subconjunto de DC -en particular los de CD103 DC- estaban claramente divididos en dos grupos, MHC clase II alto CD86 alto y MHC clase IIdim CD86dim Figura suplementaria 3A. Los cambios en la distribución demuestran en las figuras suplementarias 3B,D,E que los clusters primarios en ratones vírgenes consistían en el cluster 6 formado por DCs maduras CD103 Figuras suplementarias 3A,C, los clusters 8, 9 y 10 formados por DCs sin ningún marcador de superficie específico, y el cluster 12 formado por DCs CD11b. Después del coito, el aumento de los clusters en los días 0,5 y 1,5 pc apareció como cluster 11 Figuras suplementarias 3D-F, que contenía CD11c CD86high MHC clase IIhigh Ly6C- PDCA-1dim CD11b CD103–mature DCs Figuras suplementarias 3A,C. Curiosamente, en los días 2,5 y 3,5 pc aparecieron nuevos clusters como el cluster 7 Figuras suplementarias 3D-F, que contenía CD11c CD86dim MHC clase IIdim Ly6C- PDCA-1dim CD11b- CD103- DCs inmaduras Figuras suplementarias 3A,C. Estos resultados indican que estas DCs recién aparecidas antes de la implantación son principalmente DCs inmaduras CD103.

Para examinar las diferencias en las poblaciones de uDC en respuesta a los antígenos paternos, analizamos las características de las uDC entre el apareamiento virgen, alogénico y singénico en los días 1,5 y 3,5 pc Figura 3A. El aumento de uDCs en el día 1,5 pc se observó