Jordi Evole Pau Dones Eso Que Tu Me Das

Se adiestraba en televisión por vez primera en laSexta, tras cosechar un gran éxito en taquilla. En \’Eso que tú me das\’ vamos a poder aproximarnos a los últimos instantes y pensamientos del que ha sido y pertence a los músicos más esenciales de este país, Pau Donés. Despedimos la última noche del año con múltiples felicidades, propósitos y buenos deseos.

Bañarse en un río, levantarse, echarse una siesta… “¿Qué le afirmarías a alguien que, recientemente, le han diagnosticado un cáncer como el tuyo?”, le pregunta Jordi Évole en un instante de la entrevista. “Nada, que disfrute de la vida, que no se preocupe. Ocúpate, disfruta, diviértete, móntate la vida para lo que te quede, si bien no sepas cuánto es, estés bien, a gusto y lo más feliz que consigas”.

Pero por norma general la sociedad sí, por el hecho de que como afirma Jordi Évole, “No nos han educado en la desaparición” y es probable que esta charla “nos logre ayudar” a romper con este tabú. \’Eso que tú me das\’ es una reflexión de la vida, pero asimismo una ventana para la normalización de la última etapa de los enfermos de cáncer, “un regalo”, en expresiones del propio Évole y los oncólogos que atendieron a Pau. En el momento en que Jordi Évole le pregunta si tenía una lista con cosas que le quedaban por realizar, Pau Donés le responde que no, que no la tiene. Jordi Évole le insiste preguntando por las “pequeñas cosas” que a lo mejor le han quedado en el tintero.

El Emotivo Momento En El Que Pau Donés Canta \’el Ubicación De Mi Recreo\’ A Jordi Évole

Cada palabra, cada ademán, cada sonrisa llevaban al mismo ubicación, a la vida, a “vivir”, a soliciar un “bis” a fin de que “los cinco años que estuve aprendiendo Económicas los cambie por cinco años en Berckley estudiando música”. Pero también fue una pasmante lección de muerte. De frente Pau Donés, la última imagen de Pau Donés antes de morir. De fondo, tras él, como escoltándole, otro grande de la música, otro al que se lo llevó el cáncer, Camarón de la Isla. Ninguno se quería ir, absolutamente nadie se desea ir cuando sabes que te vas. Si hubiera que escoger una palabra para describir Eso que tú me das, la última entrevista de Pau Donés antes de morir, para mí sería despiadado.

jordi evole pau dones eso que tu me das

No es un testimonio filosófico como el que ofeció Tiziano Terziani en El fin es mi principio, sino más bien una expresión escencial, de un artista comprometido con el buen llevar a cabo profesional, como lo fue toda la vida de Medicamento de Palo hasta el desenlace. De lo que no hay duda, es que estos “sabios” que somos todos en los últimos días, si es que hemos tenido la posibilidad de hacernos a la idea, como pasa cuando se padece de una extendida enfermedad como el cáncer, no tenemos la posibilidad de expresarlo en una salón de cine.

El Consejo De Pau Donés A La Gente Con Cáncer: “Diviértete Con La Vida No Tengas Temor”

El guion zigzaguea por lugares en los que, comentando de la enfermedad y la desaparición, invitan a hablar de la vida, “No quiero fallecer”, acepta Pau Donés, que a lo largo de esta charla última relata que su hija le ha enseñado “a querer y a demostrarlo” y habla sin tapujos del suicidio de su madre. Cuando Jordi Évole le pregunta con qué película se ha reído mucho más, por el hecho de que la entrevista es de la vida, pero de la vida en sus grandes, pero sobre todo, en sus pequeñas cosas, aquellas de las que cantaba Joan Manuel Serrat, Pau Donés le responde que la película con la que mucho más se ha reído es con El Guateque de Peter Sellers. “¿Y tienes ganas de verla estos días? ¿Tienes ganas de reírte?”, le pregunta Évole.

jordi evole pau dones eso que tu me das

Este es el motivo por el que el equipo de Producciones del Barrio acudió a casa del artista en la Vall d’Aran y grabó una entrevista que, por deseo expreso del líder de Medicamento de Palo, sólo podía exhibirse tras su muerte, dando como resultado \’Eso que tú me das\’. \’Eso que tú me das\’, el documental en el que Jordi Évole le hace la última entrevista a Pau Donés, el vocalista de Jarabe de Palo fallecido en el mes de junio de 2020, llega a televisión y se va a poder ver de manera gratuita. A lo largo de la entrevista se me pasaron muchas cosas por la cabeza, demasiadas, quizás esa era la intención de Pau Donés, de que reflexionáramos, de que abriésemos los ojos y nos diéramos cuenta que la vida, con lo bueno y con lo malo, es el mayor obsequio que se tiene la posibilidad de tener.

Dos Años Después De La Muerte De Pau Donés Su Lección De Vida Prosigue Presente: “el Miedo Mata Mucho Más Que La Desaparición”

La generosidad de Pau Donés con Eso que tú me das es inenarrable. Y de ahí que toda la entrevista está llena de oración que podríamos grabarnos a fuego. Oraciones como “a los enfermos no pasa nada si se nos ve enfermos”. Oraciones como -y esta debería ser escuchada por varios en estos tiempos- “la vida son 4 días y tres pasaron ya. Hostias, no estemos aquí de mala leche, estemos aquí de buen humor, querámonos”. Frases como “en el momento en que la multitud tiene temor a la vida, a las cosas, a desplazarse, a decidir y a estimar y a que le deseen es terrible”. Oraciones como “disfruta de la vida y no tengas temor”.

jordi evole pau dones eso que tu me das

Y pensaba en todas las veces que maldigo, me quejo, me enfado con ella. Y pensaba en Jordi Évole, ahí sentado en frente de su amigo, haciéndole la que seguramente haya sido una de sus entrevistas mucho más duras. Me ponía en su sitio y también imaginaba que yo sería inútil de hacer una última entrevista a un amigo que sabe y sé que se está muriendo.

Videoclip de la canción que lanzó durante la cuarentena y que ha servido como título del documental. Puede que impresione más su dicción, ya que de su boca ya no van expresiones limpias, sino atropelladas y en ocasiones hasta bien difíciles de entender. El documental, como un programa especial de Salvados, está dividido únicamente en tres ambientes, en tres momentos.

Que forma mucho más sencilla de arrancar la que probablemente fuera entre las entrevistas más duras a las que se ha tenido que combatir Jordi Évole y la que probablemente haya sido entre las entrevistas más duras que se hayan visto en la televisión. Pero una dureza de la que deja buen gusto de boca, ¡qué contradicción! El sabor de boca amargo de quien está diciendo que desea vivir, pero asimismo sabe que no podrá ser. Y el sabor dulce de quien quiere contar lo extraordinaria que fue su vida, lo que aprendió de ella, lo que desearía proseguir viviendo y lo en paz que se va a ir, si bien no quiera irse, aunque no desee asumirlo. Eso es lo increíble de Eso que tú me das, que siendo el último canto de Pau Donés, un canto despiadado a la vida, es también una bofetada enorme con la realidad, la realidad de quien se muere. No, no escogió una canción suya, escogió a Antonio Vega, y aún escogiendo una canción para romperse, para romperte, sólo había sonrisa, la misma sonrisa que hubo durante toda la entrevista.

Es el último deseo de un artista puesto en compromiso con la Vida. Eso que tú me das prescinde de aderezos sentimentales. Jordi Évole, que codirige el reportaje junto a Ramón Lara, se limita al sobrio plano contraplano. Solo en los últimos diez minutos saldremos de la vivienda para el conclusión de la charla en un idílico valle al que Donés llega manejando su propio jeep con el gotero a cuestas. «Charlemos de la vida» le responde a Évole cuando al inicio el periodista le confiesa que no sabe por dónde empezar. Efectivamente, el milagro laico de vivir ocupa parte importante de la charla y se declina con apariencia de instantes compartidos con su familia , expresión artística por medio de la música o pura contemplación de la hermosura de la naturaleza.