Celulas presentes en el tejido nervioso

El tejido nervioso es una de las cuatro clases principales de tejidos. Es un tejido especializado que se encuentra en el sistema nervioso central y en el sistema nervioso periférico. Está formado por neuronas y células de apoyo llamadas neuroglía.

El sistema nervioso es responsable del control del cuerpo y de la comunicación entre sus partes. El tejido nervioso contiene dos categorías de células: las neuronas y la neuroglía. Las neuronas son células nerviosas altamente especializadas que generan y conducen los impulsos nerviosos.

Una neurona típica consta de dendritas, el cuerpo celular y un axón. Visite este sitio para aprender cómo el tejido nervioso está compuesto por neuronas y células gliales. Las neuronas son células dinámicas con la capacidad de establecer un gran número de conexiones, de responder con increíble rapidez a los estímulos y de iniciar movimientos en función de los mismos.

Son el centro de una intensa investigación porque los fallos en su fisiología pueden provocar enfermedades devastadoras. ¿Por qué las neuronas sólo se encuentran en los animales? Basándonos en lo que dice este artículo sobre la función de las neuronas, ¿por qué no serían útiles para las plantas o los microorganismos?

Tenemos muchas cosas buenas reservadas para 2021, incluyendo una región totalmente nueva para nuestra biblioteca de Radiología y 2 nuevos modelos detallados. Echemos un vistazo al modelo Cells of Nervous Tissue, que llegará a nuestra plataforma en enero. Las neuronas del sistema nervioso central están sostenidas por diferentes células no excitables denominadas colectivamente neuroglia.

Hay cuatro tipos principales de células neurogliales presentes en el SNC: 1. astrocitos; 2. oligodendrocitos; 3.

microglía y 4. células ependimarias. Los astrocitos son el tipo más grande de célula neuroglial.

Presentan múltiples procesos que pueden formar pies finales que cubren grandes áreas de vasos sanguíneos o las zonas desnudas de los axones mielinizados, es decir, los nodos de Ranvier. Los astrocitos proporcionan apoyo metabólico a las neuronas del SNC facilitando la eliminación de residuos de estas neuronas. También mantienen la barrera hematoencefálica al rodear a las células endoteliales.

El tejido nervioso es el término que designa a los grupos de células organizadas en el sistema nervioso, que es el sistema de órganos que controla los movimientos del cuerpo, envía y transporta señales hacia y desde las diferentes partes del cuerpo, y tiene un papel en el control de las funciones corporales como la digestión. El tejido nervioso se agrupa en dos categorías principales: las neuronas y la neuroglía. Las neuronas, o nervios, transmiten impulsos eléctricos, mientras que la neuroglía no lo hace; la neuroglía tiene muchas otras funciones, como la de apoyar y proteger a las neuronas.

La neurona es la unidad estructural y funcional del sistema nervioso. Las neuronas son células altamente polarizadas. El cuerpo celular contiene el núcleo y el aparato sintético.

Las dendritas, muy ramificadas, son el polo receptivo y los axones el polo transmisor. El tejido nervioso se caracteriza por su extrema especialización para la excitabilidad y la conductividad. Las células de sostén están en íntimo contacto con las neuronas y sus procesos tanto en el SNC como en el SNP. Estas células proporcionan soporte estructural y nutrientes a las neuronas.

También hay macrófagos presentes en el sistema nervioso; estas células se denominan microglía en el SNC. Se calcula que el sistema nervioso humano está formado por unos 360.000 millones de células gliales no neuronales y 90.000 millones de células nerviosas. Además, hay cientos de tipos diferentes de neuronas basándose sólo en la morfología.

A menudo, neuronas de aspecto similar tienen propiedades sorprendentemente diferentes. Por ejemplo, utilizan y responden a diferentes neurotransmisores. Esta sección repasa los componentes celulares del tejido nervioso.

Los alumnos deben ser capaces de describir las neuronas y la glía, sus componentes morfológicos vistos con el microscopio óptico y electrónico, y algunos de los papeles funcionales fundamentales que desempeñan estos tipos de células en el sistema nervioso. En el Sistema Nervioso Periférico SNP, las células de Schwann son responsables de la formación de mielina. Estas células mielinizan los axones de forma diferente a la oligodendroglía interfascicular.

Como se muestra en la Figura 8.16, migran alrededor del axón, colocando una cubierta de membrana alrededor del axón exprimiendo el citoplasma de la célula de Schwann. Además, cada entrenudo de un axón del SNP representa una sola célula de Schwann. Además, los axones no mielinizados del SNP también están rodeados por membranas formadas por células de Schwann.

El sistema nervioso está formado básicamente por uno de los cuatro tipos básicos de tejidos del cuerpo, el tejido nervioso, que se distribuye por todo el cuerpo. Está formado por las neuronas y las células de la glía o neuróglia, que tienen su origen en el ectodermo. Sin embargo, el sistema nervioso también está compuesto por células modificadas del tejido conjuntivo y epitelial.

Todas estas células se agrupan, formando el Sistema Nervioso, que se divide en Sistema Nervioso Central cerebro y médula espinal, protegidos por las meninges y Sistema Nervioso Periférico ganglios y nervios. Esta revisión bibliográfica pretende explicar las características morfológicas, los diferentes tipos de células a